30 aniversarioEl 16 de marzo de 1985 se registró el primer dominio comercial de internet: Symbology.com. Pertenecía a un fabricante de ordenadores que se creó a partir de una división del laboratorio de inteligencia artificial del MIT, cuya especialidad era fabricar máquinas para LISP. Para poner las cosas en perspectiva, Microsoft registró su dominio en 1993, y America On Line, el que fuera el mayor ISP de la época, lo hizo en 1995, el mismo año que Amazon.

El 5 de mayo de 1985, con muy pocas semanas de diferencia, se funda Teldat, cuyo trigésimo aniversario también se celebra este año.  Y no es una coincidencia, ya que la historia de Teldat está ligada a internet y a las redes de comunicaciones. Se trataba de  encontrar la forma más eficiente de garantizar el acceso a dichas redes a todos los que, ya entonces, entendieron que eran el camino al futuro. Que éste se encontraba en las enormes posibilidades que se abrían para compartir la información, el conocimiento y el trabajo. Ese futuro que, 30 años después, hemos sido capaces de alcanzar con humildad, esfuerzo, trabajo y constancia.

Estos días hemos celebrado un aniversario que para nosotros es muy importante, ya que nuestro presente augura un futuro prometedor. En estos treinta años, nos hemos convertido en un potente grupo multinacional con presencia en los cinco continentes y que diseña, desde sus sedes en Madrid y Nuremberg, para  las principales empresas, instituciones y operadoras del mundo.  De todos nuestros clientes hemos podido aprender algo. Y a todos ellos, tenemos algo que agradecerles: su confianza y apoyo, que nos han hecho llegar hasta donde hoy nos encontramos. Han sido unos años apasionantes, de evolución extremadamente rápida, en los que hemos visto desparecer a muchas empresas que empezaron con nosotros, como aquella visionaria Symbology, que registró el primer dominio .com de Internet.

A partir de ahora, comenzamos a trabajar para volver a convertir en realidad ese futuro que se avecina, igual que hicimos en aquel ya lejano 1985. Este es nuestro arte, ya que siempre hemos entendido el proceso de creación tecnológica como una forma de arte. Y si en lo relativo al arte, la vanguardia se plasma en forma de nuevos materiales, enfoques atrevidos y novedosas formas de compartir la belleza, para Teldat, la vanguardia tecnológica parte del intercambio de información, que no deja de ser el motor que impulsa la sociedad del conocimiento en la que vivimos. Este es exactamente el objetivo de Teldat: crear, para la sociedad del conocimiento y sus individuos, las plataformas tecnológicas más avanzadas que hagan más eficaz la comunicación entre empresas y sus usuarios.


Sobre el autor

Lola Miravet
Directora del Departamento de Marketing Corporativo

Comparte este post

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone