all-ipLa migración de RDSI a ALL-IP ha alcanzado un punto en el que el número de conexiones telefónicas basadas en IP ha excedido al de conexiones por línea fija (analógicas o por RDSI). Por otro lado, la oferta de soluciones informáticas basadas en la nube ha crecido, facilitando así la migración a ALL-IP en entornos fuera de la oficina.

A diferencia de lo que sucedió con otros proveedores VoIP/SIP durante el último año, el mayor operador de Alemania no fue capaz  de ofrecer conexiones compatibles con el protocolo SIP. Esto impidió que muchos clientes alemanes pasaran de tener conexiones RDSI punto a punto, a ALL-IP.

A pesar de los avances en la migración a ALL-IP, ciertos asuntos merecen aún nuestra atención. Por ejemplo, conviene centrarse en el traspaso de funciones RDSI a conexiones basadas en ALL-IP. Elegir entre poder migrar las centrales telefónicas en uso en RDSI o pasarse a las soluciones basadas en IP es una de las cuestiones clave de la migración. A menudo, la calidad se evalúa en función de lo parecidas que resultan las soluciones nuevas en comparación con las antiguas. Por eso, resulta crucial analizar los sistemas que operaran entre la red pública y la de la empresa. Dichos sistemas tienen que cubrir un amplio espectro de tareas y, al mismo tiempo, ser fáciles de usar.

En empresas de pequeño y mediano tamaño (pymes), es habitual encontrar sistemas con un alto número de funcionalidades. Eso implica tener que migrar no solo el acceso a Internet por banda ancha, sino también diversos tipos de tecnologías y funcionalidades (como el Wi-Fi integrado). En ocasiones se pueden gestionar los  Puntos de Acceso Wi-Fi mediante servicios en la nube.

Cada vez se usan más las soluciones inalámbricas móviles o accesos de banda ancha por cable como backup para el acceso principal a Internet. Además, parece que el firmware recurre a funcionalidades cada vez más técnicas, como el VPN, para gestionar sitios web u ofrecer soluciones telefónicas integrales.

La Calidad del Servicio (QoS) se ha convertido en un elemento clave. Ahora es posible elegir entre flujos de datos simultáneos y priorizar los paquetes más importantes por medio de sofisticadas reglas.

Por norma general, los sistemas se vuelven más complejos y deben ser capaces de asumir mayor cantidad de tareas simultáneas.

Por otro lado, y coincidiendo con la migración a ALL-IP, muchos proveedores tratan de reducir el tiempo y el grado de dificultad de sus instalaciones para que la integración sea lo más rentable posible. De ahí que, en muchos casos, el usuario tenga que hacer la primera instalación (la correspondiente a las funciones más básicas) por su cuenta.

El reto para los fabricantes es, por un lado, desarrollar sistemas que permitan satisfacer las demandas de los clientes comerciales (como uso y funcionamiento) y, por otro, lograr que estos sistemas sean fáciles de instalar sin asistencia técnica. Aunque existen sistemas de instalación automática en los que el usuario solo tiene que enchufar bien el cable, en muchos casos hay que intervenir manualmente para llegar a la fase automática. De ahí que resulte necesario contar con un sistema informático o protocolo de seguridad capaz de garantizar la fortaleza de la infraestructura.

Teldat, en calidad de fabricante de soluciones informáticas y de telecomunicaciones, ha sido capaz de convertir en cliente al mayor operador de Alemania . Para convencerle, ofrecimos una solución que combinaba un proceso de instalación sencillo con un sistema de seguridad informática puntero. En nuestro próximo blog analizaremos con más profundidad los retos a los que nos enfrentamos como fabricantes y proveedores de soluciones informáticas.


Sobre el autor

Michael Bindner

Comparte este post

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone