public transportEn estos últimos años, el sector del automóvil ha experimentado muchos cambios. Si nos centramos en el mundo de los autobuses y los autocares, nos damos cuenta de que este tipo de vehículos, desde su aparición a comienzos del siglo XIX, hasta lo que son hoy, no han parado de evolucionar.

La evolución del autobús como transporte colectivo

La aparición del transporte colectivo data de 1828, con la entrada en escena de los primeros omnibuses. El propietario de unos baños termales en la ciudad de Nantes (Francia) decidió poner un sistema de transporte de personas desde el centro de la ciudad a las afueras, donde se encontraba su establecimiento, para que este fuera accesible a todos los habitantes de la ciudad. Se trataba de un coche de caballos con una capacidad para unas 15 personas. Stanislas Baudry, el propietario, no tardó en darse cuenta de que este medio de transporte no solo era usado por los clientes de su establecimiento, sino que todo tipo de personas lo utilizaba para poder desplazarse a los extrarradios de la ciudad. Fue en este momento cuando decidió fundar la Enterprise Generale des Omnibus, para transportar a todo el que quisiera del centro a las afueras. Esta idea tuvo tanto éxito que no tardó en ser llevada a ciudades como Nueva York y Londres.
A partir de entonces, las ciudades y la ingeniería continuaron evolucionando hasta que en 1831 se desarrolló el primer vehículo capaz de moverse por sí mismo con un motor a vapor y unos años después, en 1895 el primer autobús con motor de gasolina construido por Benz, facilitando cada vez más el transporte de personas. Es a partir de este momento cuando aparece una nueva necesidad: aumentar el número de plazas. Hasta entonces estos vehículos solo tenían la capacidad de transportar hasta 6 personas, mientras que los dos conductores y el cobrador tenían que viajar en el exterior.
El mundo de la automoción sigue evolucionando y desarrollándose, los autobuses crecen de tamaño, aumentan en comodidad y mejoran su eficiencia hasta llegar al tipo de vehículo que conocemos ahora. Todo esto hasta que, en el año 2007 con la aparición y despliegue de los smartphones comienzan a cambiar las necesidades de los pasajeros, sobre todo en trayectos largos, al comenzar la demanda de soluciones de conectividad.

Servicio Wi-Fi a bordo de los autobuses

Las elevadas tarifas de datos, junto con la utilización cada vez más extendida de los smartphones para navegar en Internet, jugar y ver vídeos en streaming lo aceleran todo. La instalación de plataformas de comunicaciones multiservicios capaces de ofrecer Wi-Fi a bordo a los pasajeros, a la vez que gestionan otros servicios que requieren comunicaciones en tiempo real, se conviertan en una necesidad.

Pero, además, para resolver estos entornos de alta demanda de servicios Wi-Fi a bordo, se desarrollan numerosas herramientas que permiten a las compañías de autobuses ofrecer conectividad Wi-Fi de calidad. Algunas de estas herramientas son:

Portal cautivo

Permite que las compañías puedan diseñar y configurar cómo quieren que sean las páginas de acceso de los usuarios cuando se conectan a la red Wi-Fi del autobús, permitiéndoles, entre otras funcionalidades:

Añadir publicidad
Permite el control de acceso de usuarios y poder cobrar por el servicio ofrecido
• Solicitar información al usuario, que puede ser de gran utilidad para las estadísticas de la compañía (usuarios recurrentes, edad, etc.)
Poder establecer límites a la navegación de los usuarios (tiempo, datos, etc.)

Herramientas de filtrado de contenido

Este tipo de servicios permiten bloquear las categorías o páginas webs particulares en las que no quieres que los usuarios de tu red naveguen. Esto permite, por ejemplo, bloquear el acceso a páginas violentas o de contenido inapropiado. Gracias a la posibilidad de filtrado de contenido y aplicaciones, la navegación segura está garantizada.

Calidad de la señal

Con el fin de evitar zonas de sombra durante el trayecto del autobús o quejas de los usuarios por tener mala o nula cobertura, existen herramientas que permiten determinar la calidad de la señal a lo largo de la ruta. De esta forma, las compañías tendrán la información necesaria para poder decidir cual es la mejor ruta que deben seguir sus vehículos y permiten tener control sobre sus tarifas de datos contratadas.

En Teldat, nos tomamos muy en serio nuestra labor de cubrir las últimas necesidades tecnológicas de las compañías de autobuses. No solo con plataformas de comunicaciones que les permiten ofrecer servicios de Wi-Fi a bordo, sino que también ofrecemos una gama completa de herramientas software, para garantizar la máxima calidad y seguridad del servicio ofrecido.


Sobre el autor

Aida Suarez
Aida Suarez
Aida Suárez, Ingeniera Aeronáutica, es la Business Line Manager de la gama de Transporte dentro del Departamento de Marketing de Producto.

Comparte este post


Nuestras Soluciones Relevantes