services managed remotely Hoy en día existen múltiples servicios ofrecidos al público en general por dispositivos que operan de forma desatendida, sin personal local que verifique su funcionamiento y pueda actuar en caso de incidencia. Cajeros remotos, paneles de publicidad o dispensadores de entradas, entre otros.

En general las empresas que ofrecen estos servicios disponen de mecanismos centralizados de monitorización remota que permiten verificar su correcto funcionamiento y actuar de forma reactiva en caso de incidencia. Por ejemplo, detectar ausencia de conectividad, agotamiento del material para imprimir tickets, pantallas bloqueadas, etc.

La mayoría de las incidencias pueden ser resueltas remotamente de forma ágil desde la sede de control. Pero otras requieren de una intervención manual, y por tanto de un desplazamiento físico de personal técnico o de seguridad, a la instalación donde se ubica el equipo.

Atención remota en servicios críticos

La intervención es mucho más importante en servicios críticos donde un posible problema de software puede obligar a desplazarse a un técnico, con los costes que ello conlleva. Es más grave todavía cuando el técnico solo tiene que apagar y encender el equipo para restablecer el servicio.

Las incidencias relacionadas con bloqueos de equipos, por el motivo que sea, donde no hay acceso remoto de gestión, suelen resolverse con la instalación de sistemas de relés controlables remotamente por IP que activan o desactivan de forma controlada el encendido y apagado de los equipos.

Para el correcto funcionamiento se requiere obviamente de su alimentación, pero además de puertos LAN de conectividad, también se precisa una configuración específica en el router o el modem para permitir acceso remoto al relé IP y de un software de gestión para activar y desactivar los relés.

Aislamiento y control de la red

Esta solución es adecuada en muchos casos. Pero adolece de un problema de seguridad inherente al tener el relé conectado a la red IP local, por lo que no es la más recomendada en ciertos escenarios donde el servicio sea crítico. En estos casos se requiere un aislamiento de la red local y un control total.

Pero ¿Cómo se puede lograr ese aislamiento y control? Si se pasa por un router avanzado, sí podría conseguir el objetivo, porque se gestiona de forma segura por un centro de control de las comunicaciones del cliente. Pero el siguiente tema es cómo mandar los comandos necesarios a los equipos de servicios críticos del cliente (por ejemplo, cajeros remotos de los bancos). Se requiere un dispositivo que pueda establecer de interfaz entre un router avanzado y equipo final, manteniendo el aislamiento y control necesario.

Teldat desarrolló en su día el MTC+, un equipo que permite ofrecer la solución total al problema. Y con el MTC+, conseguimos que nuestros clientes de servicios críticos puedan reducir de forma significativa el tiempo y los gastos de mantenimiento. Dos puntos clave para cualquier empresa con este tipo de servicio.

 


Sobre el autor

Francisco Navarro
Francisco Navarro
Francisco Navarro, licenciado en Ciencias Físicas,  es responsable de producto para la línea de router corporativo en Teldat.

Comparte este post

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Nuestras Soluciones Relevantes