GSM-R: Las redes ferroviarias de comunicación necesitan cambios

train solutionGSM Railway (conocido como GSM-R), es la red de comunicación inalámbrica estándar internacional para los trenes. Pero presenta ciertas deficiencias que llevan a plantear otras alternativas, como LTE. ¿Qué tecnología marcará el futuro de las comunicaciones en los trenes?

El sistema GSM-R se desarrolló para Europa, pero debido a su éxito se ha implantado en Asia, Oriente Medio y África.Es la red que ha permitido a los trenes y los centros de control comunicarse entre sí durante más de 10 años. Parecido a una red de GSM estándar, pero las estaciones base están instaladas a lo largo de las vías (no como en el sistema tradicional de dos dimensiones) y por lo tanto, es lo que permite a los centros de control y los trenes comunicarse, incluso cuando estos últimos sobrepasan los 400 km/h.

GSM-R ha tenido tal éxito que las previsiones indican un crecimiento continuo en esta red, todavía durante unos años. Sin embargo hay algunas cuestiones pendientes que llevan al mercado a preguntarse  si ha llegado el momento de buscar una alternativa.

Está bastante claro. GSM-R es una red 2G y no es una red IP. Los operadores de telecomunicaciones disponen de una cantidad limitada de espectro radioelectrónico y están eliminando progresivamente tecnologías 2G, de menor eficiencia, por sistemas más modernos como LTE. Algunos dicen que esto convierte a GSM-R en un sistema virtualmente obsoleto, y pronto será muy caro o incluso imposible de mantener.  

Es LTE la alternativa a GSM-R?

Se dice que LTE es un fuerte rival. Sin embargo, para que sea el sucesor adecuado de GSM-R, deben cumplirse ciertas condiciones. Primero, LTE al ser un sistema de telecomunicación, tendría que demostrar que ofrece a las operadoras ferroviarias, fiabilidad, disponibilidad, mantenimiento y seguridad. Sin cumplir estos cuatro requisitos, las operadoras ferroviarias no asumirán esta red de comunicaciones como alternativa a GSM-R.

Una vez se logre proporcionar fiabilidad, disponibilidad, mantenimiento y seguridad, el sistema será mejor para las operadoras ferroviarias, porque no solo LTE podrá cubrir los servicios core, sino que también podrá ofrecer servicios de comunicaciones adicionales o non-core. Estos, son los servicios a pasajeros y servicios de procesos de apoyo a las empresas. Dichos servicios non-core no serán necesarios, pero ganarán en importancia si las operadoras ferroviarias quieren ofrecer a sus viajeros servicios de valor añadido y si desean una mayor eficiencia desde una perspectiva de negocio. El tren no es la única opción para los usuarios, y tiene que luchar para competir otros medios de transporte, y obtener la deseada cuota de mercado ( de pasajeros y transporte de mercancías).

Por ejemplo, cuando una persona decide viajar en tren o en otro medio de transporte, valorará la facilidad con la que pueda planear su itinerario (información, horarios, retrasos, etc.) o las ventajas al emitir un e-ticket.  Además, los pasajeros valoran de forma muy positiva disponer de acceso a Internet y servicios multimedia, por banda ancha, durante su estancia a bordo.

LTE, el futuro de las comunicaciones en medios de transporte

Además de esta perspectiva de negocio, hay otros muchos temas técnicos que deben estudiarse en profundidad. LTE no solo necesita demostrar que es capaz de ofrecer los aspectos que GSM-R proporciona para servicios core (llamadas de grupo, llamadas Broadcast, llamadas tren-controlador dependientes de la localización, intercambio de datos, etc.), sino que también tendrá que proporcionar nuevos servicios core a las operadoras ferroviarias. Si se piensa, es totalmente lógico, y es lo que se espera cuando una nueva tecnología se pone en marcha. El alto rendimiento de LTE y su amplio rango operacional, le posicionan bien, con un papel protagonista de cara al futuro.

En definitiva, lo que queda claro es que GSM-R será una red más cara que LTE, porque simplemente al ser 2G (y no una red IP), GSM-R no puede competir con LTE para ofrecer estos servicios ampliados operacionales y de pasajeros, cada vez más importantes.

Teldat tiene mucho que ofrecer en el área de servicios de alto rendimiento con LTE. Hemos estado trabajando en muchos proyectos en todo el mundo: EE.UU., Oriente Medio, Asia y hasta Nueva Zelanda. Especialmente, ofreciendo a los viajeros conexión a Internet de banda ancha, usando tanto equipos Wi-Fi como routers LTE de Teldat para el sector de transporte. Teldat ofrece equipos de comunicación que son la pieza base de los servicios críticos de varios proyectos de transporte.

 

Javier García Berjano: Online & Corporate marketing manager en Teldat. Javier gestiona la web, el blog y otras redes sociales, además de áreas de marketing corporativo en colaboración con las diferentes unidades de negocio de Teldat.  

Internet sobre los raíles

TRANSPORT-150x150Las redes celulares permiten ofrecer nuevos servicios al proveer acceso a Internet en cualquier lugar. Su creciente cobertura, fiabilidad y velocidad permiten tanto a las empresas como a los usuarios aprovecharse de nuevas posibilidades, aunque al mismo tiempo incrementan la dependencia del acceso a Internet para actividades cotidianas.

Sin embargo ciertas zonas no tienen una cobertura celular fiable. Un caso típico son las redes ferroviarias, que pueden incluir largos trechos por zonas deshabitadas  donde no es rentable instalar una red celular. Incluso en zonas con cobertura, el acceso de los pasajeros a las redes celulares está dificultado por atenuaciones en la señal producidas por la propia estructura del tren. Algunos pasajeros también deben hacer frente a altas tarifas de roaming para acceder a Internet. Además de los pasajeros, los propios sistemas del tren y el personal del mismo podrían beneficiarse igualmente del acceso a Internet, pero se enfrentan a las mismas dificultades para conectarse.

A fin de dar acceso a Internet sobre un tren en movimiento, se puede emplear diferentes estrategias.

Como primera opción, el operador de telecomunicaciones puede instalar mayor capacidad celular a lo largo de la vía. Esta solución no suele resultar rentable y de cualquier forma la recepción de la señal seguirá siendo obstruida por la carrocería del tren. Además los pasajeros necesitan un contrato con el operador que haga el despliegue para tener acceso a la red.

Otra opción es el uso de repetidores de señal (incluso a bordo del tren). Sin embargo esto solamente es viable en zonas donde ya existe algo de señal y la capacidad de la red se ve seriamente afectada.

La mejor opción es establecer una red independiente a bordo del tren. Los sistemas de M2M se pueden conectar utilizando cableado Ethernet, y puede usarse Wi-Fi para llegar a cualquier punto del tren. Un router a bordo del tren controla la conexión con Internet y puede combinar diferentes tecnologías de redes de acceso (incluyendo la celular con antenas externas de alta ganancia, satélite y Wi-Fi a lo largo de la vía), asegurando conectividad a prueba de fallos y de alta velocidad. También pueden instalarse routers adicionales para proveer mayor redundancia.
Tener una red completa que provea Internet de alta velocidad a bordo del tren ofrece nuevas posibilidades para hacer más eficientes las operaciones ferroviarias y al mismo fidelizar al cliente al ofrecerle un incentivo para viajar en tren en lugar de hacerlo en coche o en avión.
Entre los muchos nuevos servicios que se pueden poner en marcha, se pueden mencionar algunos relacionados con la operación del tren, tales como:

•    Acceso desde el centro de control en tiempo real a las cámaras de a bordo para incrementar la seguridad.
•    Monitorización remota y gestión de los sistemas a bordo.

Pero no deben olvidarse aquellos servicios dirigidos a los pasajeros:

•    Acceso al Internet (gratis o de pago)
•    Muestra de información en pantallas internas: mapas, conexiones con otros trenes, anuncios, etc.
•    Acceso a la cafetería o restaurante de a bordo.

Cuando se instalan varios servicios, los routers embarcados deben asegurar que todos los servicios funcionan independientemente y no interfieran entre ellos. Los routers también deben controlar, cuando el ancho de banda disponible sea insuficiente, que se otorgue prioridad a aquellos servicios que resulten más críticos. Además es importante asegurar la información sensible usando técnicas de cifrado fuertes, y también proveer una gestión flexible, así como una operación a prueba de fallos.

Teldat ha desarrollado una familia de routers y puntos de acceso especialmente diseñados y certificados para el demandante entorno ferroviario. El router H1-Rail y el punto de acceso W2002T-n se combinan para ofrecer innumerables posibilidades al extender las redes de telecomunicaciones a los trenes.

Para mantenerse competitivos en un mercado cada vez más complejo los operadores ferroviarios necesitan agilizar sus operaciones y encontrar nuevas formas de fidelizar a sus clientes. Disponer de una completa conectividad a Internet a bordo de sus trenes es una forma eficiente y rápida de mejorar estos aspectos.

Daniel Alvarez Wise: