La Smart Grid, todo un mundo de posibilidades

smart grid layoutLa Smart Grid, o “red Red Eléctrica Inteligente”, está produciendo una auténtica revolución en la forma de producir, suministrar y consumir electricidad.

La red eléctrica está cambiando rápidamente. Hablamos de cambios sustanciales y a escala global. La generación de electricidad mediante energías renovables (eólica y solar, principalmente), la distribución, así como el consumo, se presentan en nuevas formas. Es la única manera de satisfacer las nuevas necesidades de los usuarios, asociadas al uso de vehículos eléctricos y aparatos inteligentes capaces de seleccionar el momento óptimo para operar. La red de distribución debe evolucionar rápidamente y adaptarse a los nuevos escenarios de generación y consumo, con el fin de seguir ofreciendo un servicio que cumpla con las expectativas que los usuarios esperan.

La creciente complejidad de la red eléctrica no puede gestionarse con configuraciones tradicionales. Para hacer frente a los nuevos retos, la red eléctrica debe estar mejor comunicada y ser capaz de proveer a sus operadores con información precisa y actualizada. Esto permite disponer de toda la información necesaria para la toma de decisiones, y garantiza el funcionamiento continuo de la red. También contribuye a evitar fallos que de otro modo podrían propagarse rápidamente, provocando un efecto cascada.

Una pequeña inversión para actualizar la red se rentabiliza rápidamente gracias a una gestión más ágil y económica. Además, una de las innovaciones que trae la incorporación de las telecomunicaciones a la red eléctrica es la posibilidad de ofertar una variedad más amplia en servicios para clientes.

Smart Grid, nuevas posibilidades para operadores en red

Veamos, a continuación, las principales prestaciones que la Smart Grid ofrece a los operadores:

  • Monitorización y seguimiento constante de las subestaciones eléctricas. Los apagones y las sobrecargas pueden prevenirse mediante un mayo control de toda la red de distribución. Esto permite detectar los problemas antes de que se manifiesten. Además, aumenta la rapidez en la toma de decisiones respecto a temas cruciales, como por ejemplo, cuándo es el momento indicado para conectar las fuentes de energía alternativas. Las áreas con problemas pueden ser aisladas inmediatamente para que no afecten al resto de la red.
  • Reducción de los costes de mantenimiento. Las compañías eléctricas ya no tienen que enviar a su personal para realizar tareas de mantenimiento o para comprobar el estado de los sistemas. Todo puede controlarse de forma remota. Esto, como es obvio, supone un ahorro notable en tiempo y dinero.
  • Liberación de parte de los costes de producción. Los clientes también generan electricidad, pero las compañías les cobran por la gestión del sistema y la disponibilidad de respaldo.
  • Posibilidad de incluir nuevas fuentes de energía renovables. Con menores costes OPEX y dependencias reducidas sobre variaciones del precio del combustible.
  • Inversión más reducida y racionalizada. El patrón de consumo es más estable y constante durante el día, con lo cual, ya no es necesario cubrir picos de demanda. Esto redunda en una menor cantidad de generadores de respaldo, y el ahorro que ello implica.
  • Reducción de indemnizaciones a los consumidores por cortes eléctricos.
  • Canal de comunicación seguro. Inmune a amenazas de seguridad, y que se puede usar para cubrir servicios adicionales.

Como se puede ver, además del beneficio de adaptar la red a las energías limpias, la Red Eléctrica Inteligente permite ahorrar en costes, desde diversos frentes.

Nuevos servicios para consumidores

Con la actualización de la red, el operador eléctrico puede ofrecer (y rentabilizar) nuevos servicios a sus clientes, como:

  • Contratos de alta disponibilidad para clientes industriales, dado el aumento de la fiabilidad de la red en su conjunto.
  • Capacidad para controlar constantemente el uso de electricidad y recibir informes detallados. Los consumidores pueden invertir en aparatos más eficientes gracias a una mayor consciencia de su consumo eléctrico.
  • Cobertura para nuevos dispositivos de alto consumo, por ejemplo, coches eléctricos, sin poner en riesgo la instalación eléctrica.
  • Posibilidad de auto-generar parte del consumo eléctrico, ganando en resistencia frente a fallos potenciales de la red eléctrica.
  • Programación de dispositivos inteligentes, ya sean lavadoras, coches eléctricos, calentadores, etc., para activarse en períodos de consumo menor con el fin de pagar menores tarifas.
  • Cambiar instantaneamente la capacidad de su propia red, bajo algunas circunstancias. La compañía eléctrica puede ajustar de forma remota el contador del cliente (si la red lo permite) para restringir o aumentar la capacidad de consumo.

 

Teldat ofrece un servicio de élite en la red de comunicaciones para operadores eléctricos. Proporcionamos nuevas oportunidades al propietario de la red, asegurando sus datos e infraestructura. En Teldat empleamos los mismos protocolos con los que hemos ganado el reconocimiento en sectores críticos como el bancario. Disfrute de una red segura a salvo de intrusiones.

 

 

Daniel Alvarez Wise: