“Smart Grid”: el papel de las comunicaciones en la evolución de las redes eléctricas

4g networksLas Redes Eléctricas Inteligentes (REI), Smart Grid en inglés, consisten en la integración de los elementos conectados a las redes eléctricas con sistemas de información avanzados para proporcionar beneficios a proveedores, distribuidores y consumidores de electricidad. Estas redes interconectan generación y distribución con la demanda gracias al uso intensivo de las últimas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

En un despliegue de Smart Grid, las comunicaciones juegan un papel crucial. Por lo tanto, deben ser resistentes, seguras, fiables, gestionables y basadas en estándares para garantizar la conectividad con otros elementos de la red. Su función principal es unir la gran cantidad de información disponible en la red, con sistemas de procesado de información y centros de toma de decisiones, aportando valor a la operadora eléctrica mediante la optimización de procesos de generación, suministro y demanda.

Ventajas de la Smart Grid para las eléctricas

Uno de los retos durante el despliegue de Smart Grid es proveer de conectividad ubicua entre todos los dispositivos que generan información y los centros de procesado, análisis y toma de decisiones. Por tanto, es necesario desplegar una infraestructura de comunicaciones segura y fiable, capaz de recopilar gran variedad de tipos de datos y utilizar distintos medios para la transmisión de los mismos, y así sentar una base robusta que asegure un despliegue con éxito de redes eléctricas inteligentes. Redes capaces de transformar el negocio tal y como esperan las operadoras eléctricas.

La integración de las últimas tecnologías de la información en redes de transporte y distribución de electricidad no solo resulta en una mayor eficiencia, conectividad y reducción de costes, sino que además, acerca el concepto de “Big Data” a las operadoras eléctricas revolucionando su modelo de negocio tradicional. Ahora, se pueden obtener datos en tiempo real sobre patrones de consumo e interacción con los consumidores.

Además, existe la capacidad de adaptar dinámicamente la generación, transporte y distribución de la energía, optimizando costes de generación y distribución, y reduciendo las pérdidas de la red.

La importancia del apoyo institucional a la Smart Grid

Por si fuera poco, con el objetivo de reducir emisiones, introducir competencia en los mercados de energía y mejorar el servicio a los ciudadanos, gobiernos y organismos reguladores de todo el mundo están promoviendo activamente el despliegue de redes inteligentes mediante la concesión de subvenciones, y la implantación normativas y directivas concretas.

Los retos del mañana

La adaptación de las redes de generación y distribución hacia un entorno de Smart Grid es un reto para las “utilities”. No así para Teldat, que cuenta con la experiencia de haber participado en la implantación de entornos Smart Grid en Europa desde los inicios, desarrollando la tecnología de la familia REGESTA para estos entornos.

Francisco Guerrero: Jefe de línea de producto: Transporte y Utilities