contactlessEl uso de tarjetas bancarias cada vez está más extendido en todo el mundo. Por poner un ejemplo, solo en España existen cerca de 50 millones de tarjetas de distintos tipos. Por ello, para asegurar la máxima seguridad y sencillez de uso en todas las operaciones que se llevan a cabo con ellas, estas tarjetas incorporan muchos componentes tecnológicos de última generación.

 


Las tecnologías adoptadas por las tarjetas de crédito han evolucionado mucho durante los últimos años. El uso de bandas magnéticas, donde se almacenaba la información, fue poco a poco sustituido por la incorporación de microchips que consiguen aumentar más aún la seguridad, al establecer una comunicación bidireccional con la terminal de pago para asegurar la identidad del cliente.

El último avance adoptado, ha sido la tecnología contactless, que permite realizar pagos simplemente acercando la tarjeta al terminal al permitir que se cree un canal de comunicación capaz de enviar y recibir información sobre la autorización del pago, todo ello de forma segura, simplificando el proceso y ahorrando tiempo.

¿Qué ventajas aporta la tecnología de la tarjeta contactless al transporte colectivo?

Los beneficios asociados a la incorporación de este tipo de tecnología como medio de pago para el uso de los distintos medios de transporte:

  • Permite el pago dentro de los vehículos o directamente en los tornos, y por tanto, elimina la necesidad de adquirir de forma previa billetes, tarjetas, abonos de transporte, etc., o tener que acudir previamente a taquillas o máquinas expendedoras. Esto permite un acceso más rápido y sencillo. De esta forma, el pasajero accede con su tarjeta que sirve de medio de pago y de título de transporte.
  • Reduce el tiempo de acceso al sistema: las tecnologías más avanzadas permiten realizar las operaciones con tarjetas contactless en 500 milisegundos frente a los 5-8 segundos necesarios en soluciones basadas en códigos QR, o los 30 segundos de media que se estiman necesarios para realizar pagos en efectivo.
  • Agiliza el acceso y reduce las esperas: como resultado de los dos puntos anteriores, la formación de colas en tornos o acceso a los vehículos puede reducirse enormemente.
  • Minimiza los costes para el operador: el pago con este tipo de tarjetas permite ahorrar a los operadores en costes de emisión de billetes, al funcionar la tarjeta como resguardo del billete del viajero.
  • Facilita la identificación del usuario: al tratarse de tarjetas nominales, realizar el pago de esta forma proporciona información valiosa a los operadores y permite obtener datos como recurrencia, comportamiento, nacionalidad, etc., y realizar estudios sobre los usuarios. Además, permite el transporte multimodal, dado que la tarjeta, aparte de como medio de pago, puede funcionar como identificador del pasajero.
  • Aumenta la duración del soporte: con una duración media de dos a cuatro años, las tarjetas son físicamente más resistentes que otros medios como los billetes, cuyas bandas se pueden desmagnetizar o doblar.
  • Garantiza la seguridad: las tarjetas contactless cumplen los estándares de seguridad más elevados del mercado, lo que las sitúa como el medio de pago más seguro.
  • Proporciona universalidad: permite el acceso a propietarios de este tipo de tarjetas de cualquier país.

Soluciones de pago y acceso con tarjetas contactless

Para la adopción de este tipo de soluciones es necesaria la instalación de hardware específico en tornos, o en sistemas de acceso, capaces de establecer la conexión entre las tarjetas y los sistemas financieros. Además, para la instalación en vehículos como autobuses, trenes o tranvías, no hay que olvidarse de la importancia de los dispositivos que aportan comunicaciones en tiempo real. Estos dispositivos, además de estar especialmente diseñados para soportar las elevadas temperaturas y vibraciones que podemos encontrar a bordo, garantizan la máxima seguridad en las comunicaciones entre los terminales de a bordo y las centrales, teniendo en cuenta la criticidad e importancia de los datos enviados para el negocio.

Para ello, estos dispositivos han de estar dotados con tecnologías como IPSec y otros protocolos de tunelización, poseer opciones de redundancia como VRRP (Virtual Router Redudancy Protocol) y garantizar la cobertura con soluciones dual LTE y dual SIM.

Por lo tanto, para cumplir con todos estos requisitos, los equipos deben ser plataformas de comunicaciones multiservicios especialmente diseñadas para vehículos y para el entorno ferroviario, capaces de dotar de conectividad a los vehículos y asegurar la conexión a lo largo de todo el trayecto, con la máxima seguridad en la información enviada. De esta forma, las compañías de transporte colectivo pueden garantizar el éxito de soluciones tan innovadoras en sus vehículos como el pago mediante tarjetas contactless.

Las tecnologías de transporte Teldat, H2-Automotive+ y H2-Rail, junto con su software especializado, ofrecen soluciones contactless integrales de gran calidad.


Sobre el autor

Aida Suarez
Aida Suarez
Aida Suárez, Ingeniera Aeronáutica, es la Business Line Manager de la gama de Transporte dentro del Departamento de Marketing de Producto.

Comparte este post


Nuestras Soluciones Relevantes