ipsecLas comunicaciones pueden ofrecer importantes aplicaciones en las fuerzas de seguridad, el sector de seguridad privado y el transporte blindado o custodia de valores. ¿Cuál es el rol de las TIC en este tipo de servicios, ya sean públicos o privados?

El transporte blindado y las Tecnologías de la Información y de la Comunicación(TIC) no han sido, sectores que históricamente hayan sabido aprovechar las enormes oportunidades de simbiosis entre ellos, fundamentalmente por dos motivos:

1.       El primero ha tenido que ver con el gran obstáculo que suponía hasta hace poco el escaso ancho de banda ofrecido por las tecnologías celulares.

2.       El segundo, con la falta de integración e interoperabilidad entre los distintos servicios existentes (GPS, vídeo, comunicaciones, etc.).

Estos dos pretextos han contribuido a perpetuar una problemática que, por cierto, también existe en el mundo de las fuerzas de seguridad públicas y privadas. Sin embargo, esto podría empezar a cambiar.

La llegada por un lado del 3G y 4G/LTE al mundo de la telefonía móvil, y por otro la definitiva obsolescencia de estándares de la pasada década como TETRA, han supuesto el acicate necesario para el surgimiento de nuevas soluciones de mercado capaces de afrontar despliegues tecnológicamente exigentes como, por ejemplo, soluciones de vídeo bajo demanda o técnicas de geolocalización y rastreo.

En este contexto, ¿resulta factible incorporar tecnologías de vanguardia a un precio competitivo, al tiempo que se garantizan los niveles de confidencialidad e integridad de las comunicaciones que impone el sector? Por suerte, el mercado ya es capaz de responder afirmativamente a estas cuestiones, gracias a las actuales soluciones integradas que hacen uso de tecnologías 4G/LTE y Wi-Fi para proporcionar conexiones  estables, seguras y fidedignas, y con niveles de rendimiento similares a los de las líneas cableadas.

En el centro de este complejo ecosistema se sitúan las plataformas de comunicaciones embarcadas de última generación, capaces de proporcionar conectividad 4G/LTE en cualquier tipo de lugar y de vehículo. Se trata de equipos de comunicaciones rugerizados ad hoc que han sido diseñados para este tipo de entornos y que, en sus versiones más avanzadas, incluyen dispositivos de geolocalización (GPS), permitiendo su integración y la de otros servicios clave, como:

  • Wi-Fi para las comunicaciones en la entrega y recepción de valores.
  • Vídeo vigilancia (CCTV), con envío automático de datos a la sala de control y operaciones.
  • Tracking y gestión de flotas, con completo control desde el centro de mandos de los distintos vehículos en tiempo real (apagado remoto, localización de vehículos, nivel de consumo, etc.).
  • Monitorización de alarmas de apertura y estado de los vehículos en tiempo real.
  • Panic button o “botón del pánico”, para lanzar una señal coordinada de alarma en situaciones de emergencia.

En términos económicos, el uso de redes de terceros ha permitido optimizar el coste de las comunicaciones. No obstante, tal ventaja se convierte también en una amenaza a la hora de garantizar su confidencialidad e integridad. Es, por tanto, necesario emplear mecanismos de cifrado de datos como IPSec, además de cortafuegos y técnicas de supervisión y/o monitorización avanzadas. De esta forma, y mediante la implementación de redes privadas virtuales(VPN), es posible generalizar la seguridad de las redes de área local a las comunicaciones de toda la flota de vehículos sobre Internet.

Las comunicaciones inalámbricas (Wi-Fi) también deben ser seguras, por lo que se emplean tecnologías de certificación extendida y certificados (AAA), que junto con el uso de servidores Radius y portales cautivos, permiten garantizar la conexión, única y  exclusivamente, por parte de miembros autorizados.

Además, la plataforma debe asegurar la máxima disponibilidad de las comunicaciones en todo momento. Existen diversos mecanismos para ello:

   Uso de varias conexiones simultáneas con varios operadores de telecomunicaciones, de forma que si una de las redes celulares falla, automáticamente utiliza otra para asegurar el mantenimiento de la conexión (mecanismos de failover).

  Balanceo de carga y agregación del ancho de banda: si varias redes celulares se encuentran disponibles, sus anchos de bandas se acumulan para dotar de mayor velocidad de conexión a los vehículos, de manera dinámica e inteligente.

          Los más altos estándares de robustez y rugerización, y sin ventilador, para soportar golpes y vibraciones, y para evitar la absorción de polvo circundante (recordemos que estos equipos no van a trabajar, precisamente, en contextos “limpios y seguros” de oficina).

  Funcionamiento en rango extendido de temperatura, con apagado automático de los equipos al superar temperaturas extremas de más de 70 ºC. Estos mecanismos deben estar avalados mediante las correspondientes certificaciones internacionales.

  Alimentación eléctrica directamente desde la batería del vehículo, con la posibilidad de incluir elementos de respaldo adicionales, y con protección frente a picos de voltaje (nuevamente, certificados).

Y por supuesto, como cualquier despliegue tecnológico de última generación, debe simplificar al máximo la gestión por parte del usuario final. Para ello:

  Configuración para ladescarga automática de datos al llegar a zona segura (por ejemplo un banco), utilizando para el envío la conexión Wi-Fi en lugar de consumir el ancho de banda LTE: geo-fencing.

  Interconexión Plug&Play con elementos adicionales de comunicaciones instalados en los vehículos, como interfaces WiMAX o por satélite.

Estas son, en definitiva, las herramientas que el sector de las TIC pone a disposición de aquellas empresas que demandan conectividad segura para vehículos en tránsito, y que aportan la máxima fiabilidad y robustez en entornos tan críticos como el transporte blindado y las fuerzas de seguridad.

El firme compromiso de Teldat con la I + D nos permite aportar a este sector la tecnología más puntera del mercado de manera accesible, traduciendo la complejidad técnica a soluciones sencillas y transparentes para nuestros clientes.

**Entrada de blog basada en el artículo publicado por Teldat en la revista Securitecnia en su edición de junio de 2016.


Sobre el autor

Javier Fernandez
Jefe de Línea de Negocio

Comparte este post

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone