wanLa optimización, utilizando diferentes técnicas, reduce los costes de infraestructura y ancho de banda, permite la centralización de servicios y facilita la gestión temporal de sobrecarga de tráfico en la WAN.

A menudo, las oficinas remotas de un cliente disponen de recursos limitados para la conectividad WAN, y eso es una fuente habitual de problemas asociados a las comunicaciones. Es aquí donde la optimización WAN adquiere sentido permitiendo mejorar la productividad y la rapidez en la atención al cliente.

La optimización WAN tienen un gran número de ventajas. Pero existen diversas técnicas de implementación, y la más adecuada puede depender de varios factores.

Opciones de implementación de una solución de optimización WAN

La mayor parte de las soluciones de optimización WAN pasan por procesos de compresión, cacheado o mejora de las sesiones TCP y se suelen implementar en dos partes: un módulo hardware/software remoto en la oficina y otro dimensionado correctamente en la parte central. A este escenario se le añade una capa de inteligencia que permita gestionar y monitorizar de forma eficiente su funcionamiento para un entorno multioficina.

Estas soluciones normalmente requieren de componentes dedicados expresamente para el proceso de optimización con un coste relevante por oficina.

Una de las primeras opciones de optimización, por su sencillez y porque suele requerir solo de recursos en la oficina remota, es introducir un servicio de webcaché ya que cualquier análisis o caracterización del tráfico de una oficina mostrará seguramente que el de tipo web ocupa un porcentaje importante del ancho de banda consumido.

Comunicaciones y optimización integradas

En el mercado existen actualmente productos que permiten la ejecución de aplicaciones a la vez que actúan como router de comunicaciones de la oficina.

El núcleo de routing y las aplicaciones utilizan el hardware del equipo asignando o reservando diferentes recursos para cada propósito y toda la solución se gestiona de forma integral desde una herramienta única facilitando no solo el control de la conectividad, sino también la gestión del ciclo de vida de las aplicaciones: instalación, configuración, monitorización, actualizaciones, etc.

La alternativa a esta solución en oficinas es separar el servicio de optimización del de comunicaciones obligando a disponer de hardware diferenciado e incrementando los costes de operación que solo se justificarían en aquellas que tuvieran un alto requerimiento de ancho de banda.

Primera solución de optimización: Webcaché

Un webcaché captura peticiones de tráfico “tipo” Internet, las redirecciona y almacena una copia de la respuesta recibida con el propósito de ofrecer esa información de forma local y rápida a los usuarios de la oficina que la requieran.

Podría parecer que diferentes usuarios de una oficina tuvieran distintos requerimientos de información, pero aun así, las peticiones de un grupo de usuarios se repiten y además en diferentes días, con lo que el servicio de webcaché puede representar un importante ahorro de ancho de banda en determinados sectores: banca, notarias, aseguradoras, colegios, etc.

El ahorro de ancho de banda implica que otros servicios adicionales críticos puedan disponer de recursos WAN  adicionales para simplemente aplicar políticas de QoS; pero es que, además, la reducción de tráfico en WAN acelera la disponibilidad de información y se pueden aplicar políticas de filtrado de tráfico, priorización, etc.

Es evidente que las soluciones software de webcaché embebidas en equipos de comunicaciones pueden competir hasta cierto punto con productos hardware dedicados y no están orientadas a grandes volúmenes de datos o sedes con gran cantidad de usuarios, aun así es una opción económica y flexible que los clientes deben tener en cuenta para sus sedes medianas o pequeñas, ya que generalmente solo implica la adquisición de licencias de aplicación.

webcachebootserver

Otras opciones de optimización

Una vez entrado en el mundo de la optimización mediante aplicaciones embebidas es muy fácil añadir en la oficina licencias adicionales de otros productos que permiten incrementar el ahorro de ancho de banda. Por ejemplo:

-Aplicación para las difusiones de vídeo: concentra diferentes peticiones locales de tráfico de vídeo en streaming, desde distintos clientes, en una sola petición hacia la WAN, dividiendo por n el ancho de banda requerido para asistir remotamente a una presentación o evento corporativo.

-Aplicación servidor de ficheros: se comporta como un NAS para los usuarios de la oficina y el contenido de ese recurso se puede programar para actualizarse periódicamente en horarios donde la WAN permanece inactiva (noches o fines de semana).

-Aplicación bootserver: permite el arranque de estaciones de red ofreciéndoles localmente el sistema operativo y la configuración para su puesta en servicio.

Para finalizar…

La disponibilidad, cada vez más frecuente, de líneas de alta velocidad, no convierte en irrelevante la optimización WAN, que se revela cada vez más como necesaria. Y esto sucede a medida que las oficinas ofrecen más servicios a sus clientes, y estos se hacen críticos.

Teldat dispone de soluciones cada vez más flexibles y con más capacidad de proceso para cubrir las necesidades de sus clientes en estos escenarios. Porque la innovación es uno de nuestros valores más sólidos.


Sobre el autor

Francisco Navarro
Francisco Navarro
Francisco Navarro, licenciado en Ciencias Físicas,  es responsable de producto para la línea de router corporativo en Teldat.

Comparte este post

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone