5g-new-opportunities-digital-home-rural-fwa-sd-wanHe perdido la cuenta de los trillones de dólares que la tecnología 5G puede generar en los años venideros. Todo depende del momento en que esté y del segmento de mercado al que pertenezca (hardware, software, servicios, o el ecosistema en pleno).

Sea como fuere, todos podemos reconocer el mismo factor común tras estos números: la cantidad de nuevos negocios y oportunidades atribuibles al 5G.

Y de eso se trata. El 5G no es solo la quinta generación de la tecnología de radiofrecuencia, sino que constituye el punto de partida de algo completamente nuevo. Las tecnologías inalámbricas móviles existentes seguirán creando oportunidades, pero se han convertido en un activo que apenas aporta valor añadido a la industria.

Dada la situación, los proveedores de telecomunicaciones y demás agentes del sector están tratando de dar nueva vida a un mercado que parecía estar estancado. La tecnología 5G parece un caso claro en el que la necesidad precede a la solución y ayuda a darle forma (diseño, definición, instalación, monetización, rentabilización y generación de valor).

Nuevas ideas, imaginación y creatividad son activos realmente importantes para la tecnología 5G. Aunque pueda parecer ingenuo, se trata de un concepto revolucionario que proporciona al sector un cheque en blanco para desarrollar funcionalidades más centradas en el cliente.

La pandemia y el confinamiento aceleran la transformación digital y el 5G

La reciente pandemia de la COVID-19 ha cambiado la vida de la gente de forma dramática. No solo ha alterado nuestros hábitos sociales y laborales, sino que también ha cambiado la manera de hacer negocios a nivel mundial. La transformación digital de la economía, que ha estado avanzando lentamente como producto de su propia inercia, ha recibido un nuevo impulso ahora que todo el mundo necesita estar conectado y en línea (estudiantes, empleados, profesionales y, en mayor o menor medida, cualquiera que haya estado confinado en casa). De hecho, este cambio brusco ha obligado a muchas empresas, pymes e instituciones a acelerar su proceso de digitalización para proteger a sus empleados y clientes.

Trabajar en remoto, desde casa, o asistir a clases a distancia constituye un nuevo paradigma necesario para mantener los negocios a flote y evitar su actividad se hunda. Dicho esto, este cambio no es fácil de implantar. Muchas veces no basta con enchufar un router en casa (especialmente en lugares en los que la red ya está congestionada o no llega la cobertura). En escenarios como estos, dos factores tecnológicos pueden ser clave para el éxito.

 La tecnología 5G

La tecnología 5G puede ser el método más económico y efectivo para gestionar esta mayor demanda de tráfico en lugares superpoblados o zonas remotas en las que instalar fibra resultaría demasiado caro.

Sus capacidades de conexión móvil, ancho de banda de alta capacidad y velocidad de servicio a través de modelos de negocio como el acceso inalámbrico fijo (FWA) o redes privadas embebidas en redes públicas, son la base de los sistemas de comunicación que proporcionan un acceso rápido y fiable a los datos (independientemente de la ubicación).<h3>#2. Los routers</h3>

El segundo elemento ganador que permite que el extremo del cliente funcione sin problemas y de manera eficiente, en conjunción con herramientas de trabajo remoto, plataformas CRM o aplicaciones basadas en la nube son los equipos en sí.

El equipo del cliente, el router, dejará de estar solo en las sedes de empresas o pymes y pasará a instalarse en bloques, casas o en lugares en los que los empleados necesiten conectarse de forma segura y privada, a las redes corporativas y para las que contar con un cliente VPN puede no ser suficiente.

A modo de ejemplo, pensemos en lugares en los que la conexión es inestable o en zonas rurales en las que solo funcionan las conexiones inalámbricas (por ejemplo, FWA). En estos casos, los equipos deberían combinar más tecnologías de acceso y las plataformas SD-WAN para proporcionar un inmenso valor añadido al usuario final ofreciéndole una experiencia más ágil, segura y fiable.

La habilidad de una empresa, independientemente de su tamaño, para adaptar rápidamente su estructura y cultura al nuevo paradigma “digital-residencial” será crucial a partir de ahora. Además, este nuevo paradigma puede ser un factor relevante en la lucha contra la COVID, favoreciendo una menor exposición al virus en los espacios de trabajo.

 


Sobre el autor

Mauro Lodolo
Mauro Lodolo
Ingeniero de Telecomunicación con más de 20 años de experiencia en el sector de las comunicaciones inalámbricas aplicadas en módems, sistemas embebidos de IoT y Automoción. En Teldat es Regional Sales Manager en el departamento de Ventas Internacional

Comparte este post


Nuestras Soluciones Relevantes