Ya comentamos en el artículo anterior, publicado en Junio/2019, que Bitcoin no creó en su momento una nueva tecnología informática, sino que lo que en verdad fue revolucionario era la integración de una serie de técnicas ya conocidas de una forma nueva. Pronto se observó el potencial que aportaba este protocolo, extendiéndose hasta un nuevo paradigma disruptivo que se denominó BLOCKCHAIN (Cadena de Bloques).

¿Qué es Blockchain?

En sentido estricto la contabilidad distribuida (DLT) o LEDGER es un conjunto de datos que:

  • Están ordenados cronológicamente.
  • Pueden ir encriptados o no. De hecho, y aunque parezca lo contrario, la información contenida en Bitcoin no va encriptada.
  • Se unen en paquetes de información denominados bloques.
  • Se dispone de algoritmos criptográficos para comprobar que la información no se ha modificado desde su introducción en el sistema, ni dentro de un bloque, ni entre los bloques.

Para cargar la información en el Ledger, hay que alcanza un consenso, que se corresponde con la generación de una confianza distribuida. El consenso puede ser la resolución de un “rompecabezas matemático” con mayor o menor exigencias computacionales (Prueba de Trabajo PoW que es la obtención de un determinado código hash mediante mecanismos de fuerza bruta, Prueba de Participación PoS, que evalúa el compromiso de las personas que construyen el consenso, o prueba de importancia PoL, que se relaciona con la reputación alcanzada en la propia red) o bien variantes de la Prueba de Confianza Bizantina, que resuelve la relación entre partes, presuponiendo un determinado nivel de deslealtad o errores computacionales. Es, sin duda, el elemento más complejo de una Blockchain.

Todas las transacciones que se recogen en la Blockchain van firmadas criptográficamente mediante algoritmos de clave asimétrica. Hoy en día, con tamaños de clave suficientemente grandes (p.e. 2.048 bits para RSA) estos sistemas son computacionalmente inatacables.

Una red de pares iguales que realizan funciones diversas de carga de las transacciones, validación o actualización del Ledger, y que disponen de forma local de una copia de los archivos de contabilidad distribuida. Los nodos se respaldan unos a otros, por lo que el ataque o bloqueo de algunos de ellos no supone la caída del sistema.

Y, desde la aparición de protocolo Ethereum, los CONTRATOS INTELIGENTES (Smart Contracts). Consisten en implementar en cada nodo la capacidad de ejecutar una “Maquina de Turing” (presentado en 1936 por Alan Turing) que, en términos entendibles, consiste en poder procesar un código similar al que ejecutaría un ordenador con una unidad de control y almacenamiento. Estos componentes son ejecutados mediante su invocación por parte de un usuario o por la detección de eventos. Bitcoin implementa esta posibilidad de manera muy primaria.

Blockchain, lógica de negocio y sistema de gestión

Como consecuencia, se crea la posibilidad de interactuación entre un sistema de gestión y una Blockchain, con pocas limitaciones y utilizando lo que mejor hace cada uno. El esquema propuesto sería el siguiente:

Se distingue:

    • El Modelo de Cadena de Bloques, con los usuarios, los activos que se procesan, la estructura y contenido de las transacciones y eventos y el modelo para asegurar la integridad y seguridad del sistema.
    • La Lógica de Negocio, con las transacciones técnico/económicas y financieras, la correlación de eventos internos y externos que las controlan y lo algoritmos de consenso utilizados.
    • Un sistema de gestión con una estructura que separe la lógica de persistencia (modelo) de la de cálculo y proceso (controlador) y la de presentación (vista).

Si se lleva la tecnología Blockchain un paso más allá, se puede entender que está transformando el concepto de Internet desde una red para gestionar la información a otra para gestionar el valor. Sin embargo, esto se tendría que explicar en otro artículo de blog en más detalle.


Sobre el autor

Carlos Lopez
Carlos Lopez
Ingeniero y MBA executive. Director técnico en el centro SPEC (Smart Project Excellence Center) ) del grupo Cibernos y colabora como blogger en el blog de Cibernos.

Comparte este post