bitcoinPocas cosas han despertado más interés en el Sector TIC en los últimos tiempos que la tecnología de cadena de bloques, o en su denominación inglesa: blockchain. Surge a partir de un artículo publicado en 2008 sobre el Bitcoin, por Satoshi Nakamoto[1]: “A Peer-to-Peer Electronic Cash”, junto con una aplicación informática lanzada pocos meses después.

Ignoramos si Satoshi Nakamoto, de quien no se conoce más que su nombre, y visto el trabajo realizado, induce a pensar que es más de una persona, se percató del terremoto que iba a tener lugar. Desde el punto de vista tecnológico, nada de lo que implementaba Bitcoin era la primera vez que se usaba, pero, lo original era la forma en que se integraba, y sobre todo, el propósito con el que se hacía.

El objetivo era claro, había que dar respuesta a la pregunta:¿cómo evitar que un sistema de información que manejase transacciones financieras digitales pudiese utilizar la misma cantidad de moneda más de una vez, de forma concurrente (doble gasto), sin tener que acudir a una tercera parte de confianza? Esta gestión de la confianza era uno de los pilares históricos del sistema financiero.

La solución que propuso fue la de utilizar un mecanismo de consenso denominado prueba de trabajo (PoW), entre los participantes en la red, de modo que una mayoría acreditase la corrección de la transacción.

Para ello, se lanzaba una moneda virtual llamada Bitcoin, con unas características peculiares:

• Se limitaba su emisión a 21 Millones de Bitcoins, con una cadencia prefijada.

• La generación de Bitcoin se vinculaba al proceso de PoW, que se denomina “minado” y que recordaba a cuando el valor de las monedas de los países estaba respaldado por las reservas de metales preciosos, obtenidos mediante minería.

• La titularidad de los derechos sobre una determinada cantidad de Bitcoin estaba vinculada al conocimiento de unas claves criptográficas, sin requerir de ningún sistema de registro.

Estas características concedían a Bitcoin una naturaleza antiinflacionaria, con un valor independiente tanto de los bancos centrales como de otros parámetros macroeconómicos de los países (GDP, desempleo, inflación…), de acceso libre y con la que se podía operar a través de Internet, con una gran agilidad. Correspondía con una implementación del paradigma de la DESINTERMEDIACIÓN (tan vigente en estos últimos años), aplicado al mundo financiero.

Desde el punto de vista tecnológico, Bitcoin está considerada como una de las mejores aplicaciones software que se hayan construido jamás, y que destaca por:

El uso de funciones criptográficas

• Hashing. Consiste en obtener una secuencia de caracteres de longitud fija y totalmente predecibles a partir de unos datos determinados. Se usa para comprobar que la información de Bitcoin no ha sido alterada.

• Criptografía asimétrica. Se implementan algoritmos de Curva Elíptica ECDSA, con claves privadas de 256 bits. De la clave privada se deduce la pública y de ésta la dirección del usuario en el sistema Bitcoin.

• Árbol de Merkle. Se construye a partir de unos datos que ocupan la base de una pirámide en la que cada nodo es el resultado de aplicar una función hash a los nodos inferiores hasta llegar al nodo raiz o “Merkle Root”. Garantiza de forma muy eficiente la integridad de la información.

Cadena de bloques inalterable

La generación de una cadena de bloques de datos que no se puede alterar. Cada bloque va unido al anterior mediante un pegamento criptográfico que impide que se modifique ningún dato (por pequeño que sea) sin que se detecte.

La distribución y replicación de la Blockchain a los usuarios

Cuando se ejecuta por primera vez el cliente Bitcoin, se intenta descubrir a otros pares en el sistema (red peer to peer). Cuando se encuentra alguno, se le solicita una copia completa o parcial de la cadena de bloques Bitcoin, que se verifica que es íntegra.
A partir de este punto se puede empezar a operar.

Open source

El protocolo Bitcoin y su software se publican como código abierto (open source) bajo licencia MIT. Además, es una licencia libre (free source) y sin Copyleft. Cualquier programador puede descargarlo, modificarlo y crear su propia aplicación, sin restricciones.

Técnicamente, las ideas son sencillas, pero nunca se habían utilizado de esta forma y, posiblemente, esta simplicidad conceptual esté en el origen de la rápida difusión de Bitcoin.

Sin embargo, Blockchain ha pasado en poco más de 10 años de ser una propuesta para implementar una moneda digital a convertirse en una revolución de carácter económico y social que se domina Internet del valor, pero para explicar este concepto necesitaría redactar otro blog post más adelante.

 

Cibernos[2] es un partner de Teldat con una amplia gama de productos, servicios y consultoría que incluye el Internet del valor entre muchos otros. A Teldat le suministramos soluciones Wi-Fi especializadas para sus productos de entornos móviles y sus SaaS correspondientes.


[1] https://nakamotoinstitute.org/bitcoin/

[2] https://www.cibernos.com/


Sobre el autor

Carlos Lopez
Carlos Lopez
Ingeniero y MBA executive. Director técnico en el centro SPEC (Smart Project Excellence Center) ) del grupo Cibernos, Colabora como blogger en el blog de Cibernos.

Comparte este post


Nuestras Soluciones Relevantes