SatelliteAcceder a Internet desde espacio no es algo nuevo, hay muchas compañías (OneWeb, Space Norway, Telesat, …) que lo ofrecen, pero últimamente ha aparecido un nuevo participante que promete algo diferente: Starlink. La propuesta la compañía SpaceX es crear una red de 12000 satélites, que volando a unas altitudes entre 350 km hasta 1160 km por encima de nuestras cabezas proporcionen acceso a Internet de alta velocidad usando láseres.


Cada uno de los satélites tendrá un ancho de banda de datos de 20 Gbps, lo que significa un total combinado casi tan grande como como el tráfico total de Internet hoy en día.

En la actualidad los satélites que proporcionan acceso a Internet suelen ser geoestacionarios y se encuentran a una altitud de 35000 kilómetros, con el fin de cubrir una gran porción de superficie. Además, al estar siempre en un punto fijo siempre están accesibles para las estaciones que se conectan a ellos.

Sin embargo, este tipo de estructura impide que la velocidad a la que se accede a Internet sea elevada. Al estar tan lejos, el tiempo que tarda una señal de datos en llegar al satélite y volver a otra estación terrestre es de unos 240 ms, lo cual es 6 veces más lento que una conexión LTE actual.

Starlink viene a cambiar esta concepción de una forma radical: espera lanzar un total de 11943 satélites (más algunos de repuesto) en la órbita terrestre baja (LEO) y en VLEO (órbita terrestre muy baja) para 2027.

Satellite

                      SpaceX satellite Internet project status update

Los satélites Starlink volarán bastante bajo, lo que significa que el área de tierra que puede cubrir un satélite es limitada, es decir el área donde debe estar una estación terrestre para que el satélite pueda comunicarse con ella es bastante reducida. Para los satélites LEO, el área tiene un radio de aproximadamente 1000 km, mientras que para el VLEO es de aproximadamente 400 km.

Los satélites ideados por Starlink no serán geoestacionarios ya que al estar en una ubicación más baja y, para permanecer allí, necesitan moverse más rápido. Esto significa que rodearán la Tierra cada 100 minutos aproximadamente.

El propósito de Starlink es reducir la latencia (el tiempo que viajan los datos) entre largas distancias y ofrecer cobertura a áreas remotas donde la infraestructura de Internet es difícil de instalar (selva, montañas,).

Para ello, se ha ideado el uso de láseres. La estación base obtendrá los datos, los cargará en el satélite con el que cree que tiene la mejor conexión, el satélite enviará los datos por láser a sus vecinos hasta que llega a un satélite al alcance de la estación base de destino. Éste descargará la información a la estación base.

Cada satélite tendrá cinco conexiones láser:
• Una con el satélite por delante (en el mismo plano orbital): siempre está encendido
• Una con el satélite detrás (en el mismo plano orbital): siempre está encendido
• Una con el satélite por delante del siguiente plano orbital: este siempre está encendido, pero el láser tiene que ajustar el ángulo, ya que el satélite no siempre está en el mismo lugar
• Una con el satélite detrás con el plano orbital anterior: este siempre está encendido, pero el láser tiene que ajustar el ángulo, ya que el satélite no siempre está en el mismo lugar
• Una con el satélite que está cruzando su camino desde un plano orbital diferente; este está encendido y apagado, ya que se conectará por períodos cortos de tiempo, cuando otro satélite esté dentro del alcance

Satellite

Wyliodrin-satellite connections

Como se puede deducir de lo dicho anteriormente, como viaja el tráfico de un lugar a otro va a ser el proceso más importante. Starlink será una red completamente nueva de una gran capacidad que cambia cada minuto y con una multitud de factores en su conectividad (condiciones atmosféricas, fallos de satélites…).

Esta por ver, si esta propuesta tecnológica y de comunicaciones llega a ser realidad finalmente. De momento la compañía SpaceX ya ha efectuado el lanzamiento de los primeros satélites de la red. Si Starlink llega a completarse, en un futuro no muy lejano podremos tener conexiones de alta velocidad a Internet desde cualquier lugar del mundo.

De igual modo que Spacex con Starlink, en el grupo Teldat estamos continuamente innovando para mejor las comunicaciones entre las personas.


Sobre el autor

Fernando Hernández
Fernando Hernández
Fernando Hernández Sánchez es Ingeniero Informático (Universidad Politécnica de Madrid) y trabaja en el departamento de I+D. Dentro de dicho departamento trabaja en el grupo de Cloud Appliances como Ingeniero de Software.

Comparte este post


Nuestras Soluciones Relevantes