telecommunicationsEl 2019 llega a su fin y el inicio de una nueva década de innovación tecnológica sorprendente se acerca. En los últimos años, los informes sobre tendencias han incidido una y otra vez en 5G, cloud services, blockchain, edge computing, IoT, etc.

En 2020, sin embargo, se prevé una desviación importante respecto años anteriores. Y es que por fin se producirá el despliegue real de ciertas tecnologias ampliamente comentadas en años anteriores.

Vamos a seleccionar las 5 tendencias más relevantes para el 2020. Describiremos cómo afectarán, no sólo al usuario profesional, sino al usuario de a pie, cada vez más numeroso y con mayor capacidad de decisión.

Hay muchas otras que podrían estar en la lista, pero seguramente existirán muchos más análisis hasta el 2020 en los que podremos constatar cual será esa evolución tecnológica.

Las 5 seleccionadas son:

1. 5G para todos y para todo

Sí, es verdad, ¡nos repetimos! Se ha hablado, se habla y se hablará de 5G en muchos foros, pero la realidad es que 2020 es el año del cambio. La tecnología existe, pero no está accesible de forma aplia como servicio en el mercado para los usuarios, y eso es lo que va a ocurrir en este año próximo: las operadoras estarán en condiciones de ofrecer redes 5G y todos sus avances, proporcionando
• Mayor ancho de banda.
• Más densidad de usuarios.
• Baja latencia y confiabilidad.

Si hablamos de España, vemos que Vodafone ya tiene red desplegada, Telefónica tiene interés en hacerlo en modo NSA para 2020 y Orange ha decidido comenzar en SA para el 2021.

5G es mucho más que sólo ancho de banda, ya que permitirá el desarrollo de servicios adicionales pensando en miles de millones de dispositivos interconectados que comparten o envían información a centros de control para la toma de decisiones. Empresas, gobiernos y clientes tienen la oportunidad de disfrutar de las ventajas de una conexión plena y es necesaria una cooperación entre instituciones para favorecer ese avance. Como como en el caso de la UE, para tener cobertura 5G ininterrumpida en 2025 para ferrocarriles y carreteras principales.

2. Wifi 6: ultrarápida

Los principales fabricantes ya han introducido Wifi 6, u 802.11ax, en sus líneas de producto. Pero la Wifi-Alliance ha abierto por fin su programa de certificaciones oficiales y por tanto en 2020 es de esperar un despliegue formal y extensivo por parte de más proveedores.

5G y Wifi 6 son tecnologías completamente diferentes que podrían competir en muchos escenarios sin cable, ofreciendo altas velocidades. Pero en realidad, si trabajan en conjunto son la combinación perfecta de conectividad extremo a extremo para la oficina y el hogar.

Wifi 6, al igual que 5G vs 4G, no solo implica un aumento de velocidad teórica en la transmisión de datos; además soluciona ciertos problemas de las redes anteriores, como la densidad de terminales conectados y el bajo rendimiento de la red a medida que aumenta esa densidad.

Se espera que el incremento de dispositivos en redes Wifi continúe a un ritmo muy elevado. Y no solo eso, sino que el volumen de datos consumidos y capacidades de inteligencia de red también deben crecer para atender la demanda de servicios y calidad de los usuarios finales.

3. Inteligencia artificial (IA) y big data

El sector de las telecomunicaciones considera la Inteligencia Artificial (IA) como un facilitador de mejoras espectaculares en las tecnologías y servicios de comunicación. Algunas de las formas en las que los operadores están implementado IA para optimizar sus operaciones son para ofrecer un mejor servicio al cliente, para una implementación más inteligente de la red y para la incubación de nuevas empresas que puedan desarrollar servicios más avanzados.

La IA participa cada vez más en diferentes aspectos de las empresas. Es esencial para la optimización y mantenimiento predictivo de las redes de las compañías de telecomunicaciones. Mediante asistentes virtuales y chatbots, la IA permiten mejorar el servicio y la satisfacción de sus clientes. Cada vez aparecen mas productos relacionados con IA para la detección de actividades fraudulentas. Y por si fuera poco la IA facilita la toma de decisiones e incluso su ejecución a partir del análisis de los grandes volúmenes de datos que se recopilan todos los días desde múltiples fuentes.

4. Internet de las cosas (IoT)

La expansión de las nuevas tecnologías de conectividad mencionadas permitirá que muchos dispositivos cotidianos estén conectados entre sí y a Internet en 2020. Muchos de esos equipos ya existen, pero funcionan de forma autónoma y con poca inteligencia.

IoT va a permitir un mayor intercambio de información, monitorización de estaciones base, captación de datos de medida, control remoto y automatización en la toma de decisiones.

También podrá IoT utilizar tecnologías de comunicaciones como BLE, 5G o Wifi 6, pero IoT no solo implica a tecnologías de conectividad, sino que además es una oportunidad excelente para crear nuevos servicios por parte de la industria y otros sectores del mercado.

Como resultado del IoT, cada vez hay más dispositivos en la red y, por tanto, más violaciones potenciales de seguridad. Es necesario que los gestores de esos nuevos servicios y los proveedores de la tecnología planifiquen cómo proteger la privacidad de los datos, la defensa ante ataques y sobretodo la confiabilidad. De lo contrario, será muy difícil que el usuario final acceda a contratar los nuevos servicios del mercado.

5. Privacidad digital, ciberseguridad y resiliencia

En términos generales, el concepto de privacidad digital hace referencia al control que un usuario de Internet puede ejercer sobre sus datos, limitando el acceso a su información privada por parte de personas o instituciones. Tan importante es la privacidad para el éxito de servicios en redes públicas que la Unión Europea cambió, en 2019, los requisitos de protección de datos para toda su zona (RGPD).
Para 2020, la ciberseguridad en un mundo cada vez más interconectado será crítica. Tanto las empresas como los particulares están expuestos a una gran cantidad de peligros que pueden causar daños considerables, no solo en la protección de datos, sino también en la disponibilidad de los servicios contratados. Durante el próximo año las soluciones de protección serán parte imprescindible de los nuevos servicios ofrecidos por los proveedores.

Además, será necesario incorporar soluciones que favorezcan la resiliencia de la empresa frente a las vulnerabilidades y gestionar así el riesgo existente y, dado el caso, superarlo con un mínimo impacto para la organización.

Conclusión

Las mencionadas tendencias en telecomunicaciones para 2020 presentan interesantes escenarios para compañías como Teldat. Las oportunidades que ofrecen, nos van a ayudar a convertirnos en clave a nivel de software y desarrollo de producto.

 


Sobre el autor

Francisco Navarro
Francisco Navarro
Francisco Navarro, licenciado en Ciencias Físicas,  es responsable de producto para la línea de router corporativo en Teldat.

Comparte este post


Nuestras Soluciones Relevantes



| Etiquetas: ,