IoTEl Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) está en boca de todo el mundo y los analistas esperan que, en los próximos años, haya miles de millones de dispositivos conectados. Con el fin de dar respuesta a la creciente demanda de productos y soluciones IoT para empresas y consumidores, deben fijarse nuevos estándares para la transmisión de datos.

Además de los sistemas radio de corto alcance (como Bluetooth, Wi-Fi o Zigbee en redes WAN basadas en radiofrecuencias móviles), las redes LPWAN también son compatibles con comunicaciones entre dispositivos. El IoT de banda estrecha (NB-IoT) pretende fijar una red LPWAN homogénea y estandarizada a nivel mundial basada en la infraestructura móvil existente.

La velocidad a la que se transmiten los datos no es lo único importante en comunicaciones entre dispositivos. También han de tenerse en cuenta aspectos como un mantenimiento sencillo, una mejor cobertura en edificios, latencias breves y reducción de costes en módulos. El IoT de banda estrecha es capaz de cumplir con estas expectativas y convertir numerosos proyectos M2M en económicamente viables.

¿Qué es el IoT de banda estrecha?

Históricamente, el mayor impulso a las comunicaciones móviles ha sido el aumento de la velocidad y capacidad de transmisión (permitiendo a usuarios comunicarse sin problemas). El 4G permitió emplear aplicaciones de uso intensivo de datos, telefonía móvil y servicios de transmisión de vídeos de gran calidad sin problemas. Además, la comunicación entre dispositivos también fue (durante largo tiempo) posible gracias a las comunicaciones móviles. Más allá de las mejoras en lo que a velocidad de transmisión se refiere, el sector de las comunicaciones móviles está centrado en varios asuntos que resultan cruciales para las comunicaciones entre dispositivos.

En este sentido, el IoT de banda estrecha es una tecnología muy prometedora. El objetivo es mejorar la comunicación entre máquinas (haciéndola más eficiente) a través de una actualización del software de la red existente. El IoT de banda estrecha cuenta con cuatro funcionalidades clave: baterías con un ciclo de vida útil de más de 10 años, escalabilidad de la red, reducción de costes del módulo de comunicación y una mayor cobertura en edificios.

¿Qué podrá hacerse con esta tecnología?

Las ciudades inteligentes son un ejemplo claro. Por definición, los procesos en ciudades inteligentes están digitalizados y resultan más eficientes (transporte, gestión de residuos, servicios públicos como la gestión del agua de la ciudad, etc.).

Los contadores del agua tienen que leerse manualmente porque resulta imposible instalar las conexiones eléctricas necesarias para obtener una lectura electrónica. Es en estos casos donde entra el IoT de banda estrecha. Gracias a una mayor cobertura, se podrán leer los contadores de agua instalados en los sótanos más profundos. Además, la vida útil de su batería pasará a ser de hasta 10 años, sin necesidad de mantenimiento (lo que también contribuye a reducir costes).

El cliente final también obtiene otros beneficios como la posibilidad de recibir alertas sobre fugas de agua en casa o información sobre los peligros que puede causar la congelación de tuberías. Además, el consumo de agua puede gestionarse de forma más eficiente. Esto se traduce en una reducción de costes a la hora de adquirir módulos con esas funciones.

Los medios también se están haciendo eco, cada vez más insistentemente, de las ventajas que el IoT de banda estrecha aportaría a la gestión de flotas, optimización del tráfico, agricultura inteligente y sanidad. El último es un campo en el que la monitorización juega un papel importante. Según un estudio del AIT sobre la prevención de ataques al corazón, los tiempos de hospitalización pueden reducirse con un seguimiento adecuado. Los monitores de presión sanguínea, glucosa en sangre y muchos otros dispositivos médicos pueden conectarse y transmitir datos a especialistas y hospitales. Por todo ello, el IoT de banda estrecha ofrece un alto valor añadido.

El IoT de banda estrecha es una tecnología sumamente interesante para Teldat, que ya ofrece otras soluciones diseñadas para ciudades inteligentes.


Sobre el autor

Frank Auer
Encargado de Marketing Impreso y Digital

Comparte este post

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Nuestras Soluciones Relevantes